La IP 192.168.l.l de Jazztel

Jazztel es una compañía de telecomunicaciones a través de la cual opera Orange España. Si esta compañía es tu proveedora de servicios de internet es muy probable que tu red Wifi funcione con la IP 192.168.l.l.

Muy posiblemente te estés preguntando qué significa IP o 192.168.l.l. Entender estos conceptos tanto otros con los que tienen relación es importante para realizar una configuración adecuada y conseguir el máximo aprovechamiento de nuestra red privada.

Vamos a comenzar con unas nociones básicas sobre IP. IP significa Internet Protocol o protocolo de internet. Es un número que identifica a un dispositivo que está conectado a internet, es como la matrícula que tiene cada dispositivo.

Las IP pertenecen a la IPv4 (Internet Protocol version 4) o IPv6 (Internet Protocol version 6) que son las dos versiones actuales que siguen los protocolos de acceso a internet. La IPv4 tiene 32 bits y capacidad para aproximadamente 4.3 millones de direcciones.

En un principio se pensó que sería suficiente, pero el rápido desarrollo de dispositivos conectados a internet y el mal aprovechamiento de muchas direcciones hizo que su espacio empezase a escasear, lo que propició el desarrollo de la IPv6, con capacidad ilimitada y 128 bits.

La IP 192.168.l.l forma parte del bloque de las 192.168.X.X que son un grupo de IPs que se utilizan dentro de una red local.

Otros ejemplos de direcciones similares son la 192.168.1.254, 192.168.0.1… Como se puede apreciar, las IP están formadas por cuatro cifras separadas por puntos, oscilando cada una entre 0 y 255.

IP 192.168.l.l de Jazztel

Cómo sé cuál es mi IP

Saber si nuestra IP es la 192.168.l.l es el primer paso que debemos dar antes de intentar hacer cualquier tipo de configuración.

Afortunadamente no es nada difícil descubrirlo. Muy posiblemente venga escrita en la parte de debajo de nuestro router. Si no fuese así, abrimos cmd en Windows o dentro del cuadro que va a aparecer usamos el comando Ipconfig.

Este nos dará toda la información necesaria. Si tenemos cualquier otro tipo de sistema operativo, la operación es diferente, pero siempre bastante fácil.

Cómo acceder al menú de configuración de Jazztel

Una vez que conozcamos nuestra IP, como hemos dicho, si somos clientes de Jazztel muy posiblemente sea la 192.168.l.l, abrimos nuestro navegador web, la escribimos y llegamos al menú de configuración. Una vez allí se nos pedirá un nombre de usuario y una contraseña para acceder.

En caso de que sea la primera vez que estamos accediendo, podemos usar admin/admin o jazztel/jazztel. También es posible que aparezca escrita en la parte de abajo o en el lateral del router.

Es importante especificar que para realizar la configuración de nuestro módem tendremos que tener nuestro ordenador conectado a él a través del cable de Ethernet.

Una vez dentro veremos un menú con una gran cantidad de opciones configurables: Network, Security, Administration… Y a través de ellas podremos hacer los ajustes necesarios.

Cada compañía tiene una interfaz diferente pero los menús son muy parecidos o incluso iguales, por lo que familiarizarnos con cualquiera de ellas no será un problema.

Opciones de seguridad

Mantener nuestra red segura debe ser uno de nuestros principales objetivos. Todos hemos oído hablar alguna vez de alguien a quien se le coló algún intruso en su Wifi, produciendo con ello una ralentización de la red.

Realizar los ajustes de seguridad adecuados nos ayudará a evitar este tipo de situaciones, es por ello que se recomienda aprender algunos conceptos básicos y para eso, nada mejor que leer el manual que recibiremos con nuestro router.

No debemos tener miedo, pues, como veremos, realizar la configuración no es muy difícil y en caso de hacer algo mal podemos reiniciar el enrutador.

Como medidas de seguridad básicas se recomienda cambiar la clave y el nombre de usuario. Debemos sustituirlos por algunos que no vayamos a olvidar y a la vez no sean fáciles de para nadie, por ejemplo, una clave larga con letras y números.

Debemos darle un nombre a nuestra red que nos resulte fácil de identificar y tanto esta como la clave y el nombre de usuario se recomienda cambiarlos cada cierto tiempo.

La configuración de los puertos también es importante. Debemos saber cuáles no vamos a usar para mantenerlos cerrados.

No obstante, la gestión de los puertos es un poco más compleja porque existen algunos mecanismos que alteran su funcionamiento estándar, como la UPnP (Universal Plug and Play) que es un sistema mediante el cual cuando dos dispositivos compatibles entre sí se quieren conectar autoriza la apertura del puerto de forma automática.

Es muy utilizado para jugar online, pero debemos tener cuidado porque podría producir la entrada de virus, ya que se salta el cortafuegos.

Cómo actuar en caso de necesitar ayuda

Si tenemos algún problema, encontraremos muchos recursos al alcance de la mano. Como dijimos anteriormente, primero debemos leer el manual y no tener miedo a intentar realizar ningún tipo de configuración.

Si hubiésemos hecho algo mal o queremos deshacer alguna configuración hecha podemos dejar presionado el botón reset (que se encuentra en la parte trasera del router) y todo volverá al estado de fábrica, incluyendo la contraseña y el nombre de usuario.

No olvides dejar el botón pulsado durante más de 10 segundas para que el reinicio tenga efecto.

Una vez hecho esto, debemos entrar con nuestra IP 192.168.l.l de nuevo y comenzar desde el principio.

También podemos recurrir a internet. Allí se pueden encontrar muchos foros sobre IPs, Wifis, routers… Podemos buscar videos explicativos e incluso podemos encontrar el manual de nuestro enrutador en caso de haberlo perdido.

Recurrir a alguno de los múltiples foros también es de gran utilidad. Cuenta cuál es tu problema y alguien te ayudará a resolverlo.

Si tenemos un problema más serio, lo recomendable es llamar a la compañía, esta, además de poder acceder de forma telemática, nos enviará a un técnico en caso de ser necesario.

Conceptos importantes para configurar nuestra red

Encontraremos muchos apartados dentro del menú de configuración cuyo significado no conoceremos por no estar familiarizados con ellos y porque muchos representan siglas en inglés. Vamos a ver la definición de algunos de los más importantes, seguro que será de gran ayuda:

SSDI (Service Set Identifier). Aunque su nombre puede parecer algo complicado, realmente, es muy simple, El SSDI es el campo en el cual elegiremos el nombre que queremos darle a nuestra red.

NAT (Network Address Translation) o traducción de direcciones de red. La NAT es muy importante a la hora de hacer ajustes en los puertos. Existen distintos tipos de NAT que determinan la permisividad con la que un puerto dejará entrar información.

Fue una gran aportación a internet pues consiguió ahorrar muchas direcciones, dado que, su función es hacer que dos dispositivos diferentes se conecten bajo la misma IP.

MAC. La MAC como su propio nombre indica, MAC filter, es un filtro que nos ayuda a seleccionar qué dispositivos podrán entrar en nuestra red.

Este método aporta gran seguridad. Consiste en crear una lista en la que solo aquellos dispositivos que se encuentren identificados en ella podrán acceder a nuestra Wifi.

No importa si alguien más conoce la clave y el nombre de la contraseña, debe estar dentro de la lista. No es recomendado para redes en las que continuamente hay dispositivos nuevos entrando.

QoS (Quality of Services). Este sistema es muy recomendado en redes en las que el espacio es limitado, pues se basa en seleccionar un determinado tipo de datos para darles preferencia en caso de que el espacio quede saturado.

En toda red hay varios dispositivos conectados y cada uno descarga un tipo de datos, de este modo, es posible que haya datos de especial relevancia que tardan demasiado en descargarse.

Para evitar este tipo de situaciones, se les da prioridad a esos datos más importantes y no habrá inconveniente a la hora de bajarlos. El QoS no es muy útil en redes con espacio de sobra.

El DNS (Domain Name System). El DNS es el servidor que transforma las IP en las direcciones de internet que todos conocemos.

Cada IP está formada por una serie de números, si internet funcionase exclusivamente a través de ellos, para nosotros sería muy difícil memorizar una dirección. El DNS es el servidor al cual van esos números y son traducidos al nombre que todos conocemos.

Cada compañía tiene unos DNS diferentes. Podemos encontrarlos en el menú del router. Estos, además, afectan a la velocidad de conexión y nos autorizan a entrar o no, en determinados lugares.

Podemos cambiarlos por otros que nos darán unas características diferentes. Esto va a depender nuestras necesidades y de los conocimientos que tengamos para hacerlo.

Ahora tienes las nociones básicas para conseguir configurar tu red privada de la manera que más te guste y poder navegar por internet de forma más segura.

Deja un comentario

error: Content is protected !!